Saltar al contenido

Proyector wifi inalámbrico

Ver en casa películas, series o simplemente disfrutar de vídeos en streaming en pantalla grande es una de las actividades más agradables que se pueden hacer en el hogar. Por esos tener un proyector te ofrece la oportunidad para compartir con tu familia o pareja momentos amenos y divertidos en el calor del hogar.

En la actualidad, existen proyectores muy prácticos y fáciles de utilizar, que además incorporan una tecnología adicional que les permite conectarse a internet a través de una red wifi. Esto es una característica que te hará más sencillo y cómodo utilizar el proyector cada vez que quieras.

Los mejores proyectores wifi inalámbricos calidad precio

A continuación te mostramos una selección de proyectores inalámbricos con conexión wifi y con una gran relación calidad precio.

Qué es un proyector wifi

Un proyector wifi es un dispositivo diseñado para ver contenido visual a gran escala sobre una superficie, gracias a la acción de una potente lámpara, pero a diferencia de proyectores tradicionales este tiene una pieza adicional que le da la capacidad de conectarse a internet a través una señal Wifi, es decir de forma inalámbrica.

Es un proyector sin cables y no requiere conexiones molestas para que puedas tener acceso a los contenidos online, por eso son muy prácticos si eres amante de apreciar con total comodidad lo que las plataformas más famosas del momento tienen para ti.

Cómo funciona un proyector wifi

Los proyectores consiguen proporcionarte una experiencia visual tan emocionante como ir al cine pero con la facilidad de disfrutar de la comodidad de tu hogar, básicamente gracias a un sistema de lentes y luz. Existen diferentes tecnologías para alcanzar calidad de imagen de elevada, los hay desde tipo LED hasta tipo láser.

La capacidad adicional de conexión a una red Wifi de este tipo de proyectores se produce debido a que se le incorpora al dispositivo o un adaptador capaz de leer la señal de ondas de radio que emite el router que tengas instalado en tu casa.

Guía para comprar un proyector inalámbrico con wifi

Si ya te has decidido a comprar un proyector wifi es porque quieres tener una experiencia visual inmejorable cada vez que quieras, sin gastar de más o salir a un cine. Por esa razón debes encontrar uno que satisfaga tus necesidades y gustos personales.

Los aspectos que debes tener en cuenta antes de comprar un proyector inalámbirco con Wifi son:

  • La potencia del proyector: Esta capacidad se refiere a la cantidad de luz que puede emitir el foco y se mide en lúmenes. Si estos son elevados, el foco podrá proyectar una imagen más nítida. Así que no olvides atender a esta especificación cuando vayas a comprar. Si lo vas a usar en una sala oscura en casa a partir de 2.000 lúmenes de potencia será suficiente.
  • El contraste: Debes buscar un proyector con una buena relación entre el contraste. Es decir, una diferenciación elevada entre negros y blancos. En otras palabras si los lúmenes son muy altos y el ratio de contraste es bajo la calidad de imagen será deficiente. Lo ideal es un contraste nativo a partir de 2000:1.
  • El tipo de tecnología que tiene el proyector: Los hay LCD que son los más utilizados para el hogar. Sus lámparas dividen la luz blanca en 3 colores RGB que pasa a través de una pantalla LCD. 

También están los LED  que proporcionan una alta calidad de imagen, con colores muy intensos sin gastar mucha energía gracias a un diodo emisor de luz LED. Los DLP con tecnología LED también son muy fáciles de usar y duraderos. Existen otras tecnologías más sofisticadas como la tecnología láser y los híbridos que toman lo mejor de cada una.

  • La resolución es uno de los aspectos más importantes ya que revela la calidad de definición de imagen. Se refiere a la cantidad de píxeles verticales y horizontales que es capaz de expresar en la imagen.
  • Distancia del foco: se refiere al espacio necesario para que se pueda producir la imagen, algunos pueden adaptar el zoom de forma automática con respecto a la cercanía o lejanía de la pantalla.
  • Las necesidades personales: Debes pensar si lo quieres solo para el uso doméstico o también para la oficina, así como estudiar el tiempo de uso que le darás al dispositivo, ya que existen modelos con una vida de la lámpara más extensa o con tecnologías más adecuadas al uso continuo.